Foto banner de

Servicios

Contamos con un moderno videoendoescopio  que nos facilita un complejo examen de la vía aérea superior nariz, oído y laringe; el cual nos permite la realización de procedimientos diagnósticos muy precisos.


¿PARA QUÉ SIRVE LA ENDOSCOPÍA DIGESTIVA?


La endoscopía digestiva está indicada como prueba complementaria en el proceso diagnóstico de problemas del tubo digestivo, como tumores, malformaciones, pólipos, hemorragias, reflujo esofágico (esofagitis), sospecha de úlcera gástrica o duodenal, problemas de malabsorción o mala digestión de los alimentos. 

Además, la endoscopía permite realizar intervenciones quirúrgicas en el interior del tubo digestivo, efectuar biopsia de los tejidos o realizar suturas, sin necesidad de abrir el abdomen y el tubo digestivo, reduciendo los riesgos y complicaciones, permitiendo una recuperación mucho más rápida del paciente.
 

¿CÓMO FUNCIONA EL ENDOSCOPIO?


  • El endoscopio es un tubo de fibra óptica largo y flexible, con una cámara conectada a un video que permite ver el interior del tubo digestivo. En su interior contiene canalizaciones con las que se puede:
  • Inyectar aire o líquido para distender el tubo digestivo e inspeccionarlo, así como lavar la zona inspeccionada.
     
  • Aspirar y tomar muestras de la superficie del tubo digestivo a estudiar.
     
  • Introducir micropinzas para la realización de biopsias y tomar muestras de tejido para su estudio microscópico; extraer pequeños cuerpos extraños que se hayan ingerido accidentalmente o pólipos de la mucosa digestiva, cauterizar varices o lesiones hemorrágicas.
    Introducir microtijeras y otras herramientas para realizar intervenciones en el esófago, estómago o intestino (extracción de pólipos, tumores, etc.).

Suscríbase a nuestro
Boletín de noticias

*** Un correo de validación será enviado.
Conozca nuestra política de tratamiento de datos.