Foto banner de

Servicios

En esta área hemos querido evitar a los pequeños reacciones molestas como fiebre, pérdida de apetito, dolor, utilizando vacunas acelulares, las cuales permiten además de disminuir el número de aplicaciones, ya que agrupan varias enfermedades en una sola dosis.

Las vacunas son productos biológicos que se utilizan para conseguir protección frente a diversas enfermedades. Al ingresar al organismo, el componente de la vacuna llamado antígeno, “informa” al sistema inmunológico para que se produzcan anticuerpos – es decir, defensas específicas – contra determinada enfermedad.

La Vacunación: un momento positivo


La Vacunación debe vivirse como una situación y momento positivos,  ya que estamos protegiendo  a nuestros hijos de peligrosas enfermedades. Es  muy importante que Ud. pueda mantener la calma para que su hijo/a pueda estar tranquilo/a también.
 

Antes de la vacunación:


  • Informarse con el Pediatra que la indica que tipo de vacuna recibirá su hijo/a y consultarle todas las dudas acerca de dicha vacuna.
  • Recordar llevar el carnet de vacunación
  • Leer la información acerca de la vacuna que su hijo esta recibiendo, que le brindan en los vacunatorios 
  • No mentirle a su hijo acerca del dolor, decirle que si bien dolerá un poco, solo serán pocos segundos y hablarle acerca de la importancia y beneficios de la vacunación.
  • Recordar que en regla general todas las vacunas pueden aplicarse aunque su hijo este resfriado, siempre y cuando no tenga fiebre.
  • Controlar fecha y partida de la vacuna (que no este vencida) y que se utilice una jeringa nueva, abierta delante suyo.

Durante la Vacunación:


  • Distraer y consolar a su hijo/a mediante caricias y sonrisas, hablándole con suavidad y dulzura.
  • Puede cantarle su canción favorita, contarle un cuento o animarlo a que él /ella lo haga. Trate de centrar la atención de su hijo/a en objetos que haya dentro del box de vacunación.
  • No le pida que sea valiente y no llore. Déjelo llorar y consuelelo.
  • En el caso de niños mayores a 12 meses siéntelo sobre sus piernas mientras le administran la vacuna y siga las instrucciones del vacunador para sostenerlo adecuadamente.
  • Una vez vacunado, consuele a su hijo/a incluso amamantándolo si  aún se encuentra en período de lactancia.  Haláguelo por su buen comportamiento y valentía, abrazándolo y besándolo. También puede obsequiarle algún regalito o golosina a modo de premio.
  • Asegúrese que todo este bien

Ya en casa:


  • Agendar las próximas fechas de vacunación
  • Observarlo durante los 3 o 4 días siguientes a la vacunación por posibles efectos adversos
  • Recordar que su hijo/a puede recibir su baño habitual y realizar cualquier actividad luego de vacunarse
  • Tener presente que la mayoría de las vacunas pueden causar fiebre y enrojecimiento o hinchazón de la zona de aplicación. Estos efectos ceden espontáneamente y se tratan con el antitérmico habitual y con paños fríos y húmedos sobre la zona de aplicación.

Suscríbase a nuestro
Boletín de noticias

*** Un correo de validación será enviado.
Conozca nuestra política de tratamiento de datos.