Foto principal de Pérdida auditiva en niños

Pérdida auditiva en niños


PÉRDIDA AUDITIVA EN NIÑOS - SÍNTOMAS DE ALERTA.

La detección precoz de la disminución auditiva, su diagnóstico e intervención temprana son factores determinantes que pueden evitar o minimizar las consecuencias relacionadas con el lenguaje, habla, pensamiento y proceso de aprendizaje del código lecto-escrito.

En los primeros años de vida la audición y el desarrollo del lenguaje están íntimamente relacionados; los problemas auditivos repercuten directamente en la adquisición y desarrollo del lenguaje tanto comprensivo como expresivo, igualmente en los aspectos psicoafectivos y psicosociales.

Es por ello que todo niño debería ser evaluado en los primeros meses de vida y una vez al año en etapa escolar. Actualmente, encontramos menores con diagnósticos tardíos por diversos motivos o por la falta de información; muchos otros sin evaluar a pesar de tener uno o más factores para ser considerado de ALTO RIESGO AUDITIVO.

Como padres, debemos tener en cuenta que existen factores hereditarios, otros que se presentan durante el embarazo, parto o en los primeros meses de vida del bebe.

Si su niño presentó o presenta algunos de estos factores de riesgo, debe solicitarle a su pediatra la valoración objetiva por parte de una audiología.

  1. Antecedentes familiares de disminución auditiva.
  2. Alteraciones en la nariz, maxilar, boca o fisura en el labio y/o palatina. 
  3. Bajo peso al nacer menor a 1.500 gr, sufrimiento fetal, parto complicado, retraso en el crecimiento, incompatibilidad de RH.
  4. Anoxia, hipoxia.
  5. Infección peri o neonatal, SIDA, toxoplasmosis, sífilis, rubeola, meningitis bacteriana, infección por citomegalovirus y herpes.
  6. Ventilación mecánica.
  7. Hiperbilirrubinemia.
  8. Administración de medicamentos ototóxicos. 
  9. Múltiples episodios de otitis media.

SÍNTOMA DE ALARMA

De 0-6 meses:

  • Ante un sonido fuerte no hay respuesta; parpadeo o movimientos de brazos.
  • No se tranquiliza con la voz de la madre.
  • No se orienta hacia la voz de sus padres.
  • No emite sonidos para llamar la atención.
  • No atiende a ruidos familiares.

De 6-12 meses:

  • No atiende a su nombre.
  • Emite balbuceos, desaparecen y no juega con ellos.
  • No se asusta ante sonidos fuertes.
  • No atiende una negación o pedido /dame/ si no va acompañado del gesto con la mano.

De 12-18 meses:

  • No dice papá ni mamá.
  • No señala personas u objetos comunes cuando se le nombra.
  • No nombra las personas o los objetos de su entorno.
  • No repite los sonidos que se le enseñan.

De 18-24 meses:

  • No comprende órdenes sencillas.
  • No identifica las partes de su cuerpo.
  • No produce palabras.

De 3 a 4 años:

  • No se le entienden las palabras que dice.
  • No sabe contar lo que le pasa.
  • No contesta a preguntas sencillas.
  • Prefiere jugar solo.
  • Solo le entiende su familia, utiliza gestos para satisfacer necesidades.

También es importante estar pendiente, si el lenguaje de su niño va evolucionando de forma normal o, por el contrario, se estanca o es excesivamente distraído y presenta alteraciones en el colegio.

Hay diferentes tipos y grados de pérdida auditiva, en el caso de leves o moderadas pueden pasar inadvertidas. Por el contrario, si se sospecha que su hijo no oye; debe acudir a su pediatra, el cual le enviará a valoración por audiología y según los resultados, se le realizará interconsulta con otorrinolaringólogo pediatra, quien determinará pruebas oportunas como:

— Otoemisiones acústicas.

— Potenciales evocados auditivos del tallo cerebral.

— Impedanciometría.

— Audiometría tonal infantil.

— Audiometría verbal o logoaudiometría.

Al realizar un análisis de resultados se establecerá la conducta a seguir según cada caso en particular. En muchos países se hace el TAMIZAJE AUDITIVO UNIVERSAL obligatorio cuyo objetivo es identificar y diagnosticar niños con pérdida auditiva a una edad temprana para brindar un tratamiento oportuno y garantizar un desarrollo integral. Lo cual no se practica por ley en nuestro país.

Recuerda que estamos para ayudarte, en Harker contamos con el servicio de fonoaudiología y audiología para una prevención, evaluación y tratamiento de trastornos de audición, lenguaje, habla, voz y aprendizaje.

 




















Participe y comente esta publicación:

Etiquetas

Suscríbase a nuestro
Boletín de noticias

*** Un correo de validación será enviado.
Conozca nuestra política de tratamiento de datos.

pago seguro pse